NieVE

Lluvia de cristales de hielo acariciando la nariz. Jugar con las bolas de nieve como niños, hasta caer rendidos. Construir muñecos con nariz de zanahoria y bufanda; ponerle nombre y derribarlo con más bolas de nieve. Está claro que las personas somos “bichos” adaptables; hace seis meses estabamos sudando con más de 30º a la…